Peregrinar

Lo han hecho los hombres desde el comienzo de la historia. Caminando juntos, en familia, codo a codo con amigos y parientes, hacia un lugar privilegiado por la presencia del Señor. Peregrinó el Pueblo de Israel por el desierto en busca de la Tierra Prometida. 

Peregrinó la Sagrada Familia desde Nazaret hasta Jerusalén siguiendo las tradiciones patriarcales. Peregrinaron nuestros antepasados en la fe hacia lugares santos como Roma y Santiago de Compostela para venerar la tumba de un Apóstol y honrar su memoria. 

Peregrinamos los colombianos desde hace ya casi cuatro siglos escalando el cerro de Monserrate para encontrar al Señor en su Santuario Venerable.